Carta del Arzobispo

Sr.Arzobispo_vozEscrita por Mons. Rogelio Cabrera López

Conscientes de la gran responsabilidad que tenemos, como Iglesia, de colaborar en el crecimiento integral de las personas, y respondiendo a la invitación que el Papa Francisco ha hecho para que fortalezcamos en la juventud la fe y la esperanza, anudándoles a salir de lo que él mismo ha llamado la “cultura del descarte” en la que están inmersos los jóvenes, nos disponemos seguir trabajando con acciones concretas dentro de esta área preferencial de nuestra pastoral.

El mundo de hoy, propone al joven un abanico enorme de posibilidades en el que se le invita a “realizarse en su vida”. Desafortunadamente, muchas de esas opciones son sólo espejismos que lo único que hacen es deslumbrar a quien tiene anhelos de superación, impidiendo que viva un pleno compromiso en su crecimiento y en el desarrollo de su entorno.

Es por esto que, como Arquidiócesis, estamos comprometidos en hacer que la juventud haga vida sus ideales de crecimiento en la realización de sus proyectos, y que no se trunquen sus deseos de superación.

Me alegra comunicarles la apertura de la Preparatoria de nuestro Seminario Arquidiocesano para recibir a los jóvenes, hombres y mujeres, que deseen formarse en nuestra Institución, sin que esto implique, necesariamente, el que deban aspirar a la vida sacerdotal o consagrada.

Sabemos que es en esta etapa de la vida en donde se fortalecen los sueños del ser humano y queremos colaborar en que éstos tengan los sólidos cimientos de la fe, la esperanza y la caridad cristiana, que ayudarán a que las adversidades futuras puedan enfrentarse con valentía.

Queremos colaborar con nuestro granito de arena en la construcción de una mejor sociedad, de una mejor juventud que valore todos los medios positivos que tiene a su alcance y haga un buen uso de ellos.

Principalmente, queremos hacer partícipes de este espacio de formación a quienes, por diversas situaciones en su vida, tienen menos posibilidades económicas para acceder a los estudios de preparatoria.

Ciertamente esto sólo es un primer paso que busca colaborar en la educación de nuestros jóvenes, mismo que se suma al trabajo que se realiza desde hace muchos años en nuestras comunidades parroquiales y grupos apostólicos. Posteriormente, con la ayuda de Dios, seguiremos creciendo, brindando más espacios de formación en un futuro próximo.

 

+ Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey

 

Si deseas comenzar con tu proceso de inscripción da clic aquí:

https://iarquidiocesismty.miportal.education/Login/_FormAspirantes