Perfil de Egreso

 

En esta licenciatura conseguirás competencias y aptitudes teológicas y pedagógicas para ser educador, animador, catequista o agente de Pastoral, y egresando contarás con los siguientes conocimientos, habilidades y actitudes:

Conocimientos

    • Exponer, explicar y enseñar con claridad y dominio las verdades teológicas fundamentales, partiendo de la Sagrada Escritura, las afirmaciones doctrinales y las discusiones teológicas actuales.
    • Ubicar históricamente el desarrollo de cada verdad teológica fundamental, con acontecimientos, circunstancias, cultura y su época de inicio, desarrollo, influencias y consecuencias, según la verdad de que se trate, con criterios abiertos a la verdad y al bien, fundamentados en las afirmaciones doctrinales de la Iglesia Católica y el sistema aristotélico-tomista.
    • Conocer el desarrollo pastoral, jurídico, litúrgico y apostólico de las comunidades cristianas a los largo de la historia de la Iglesia de tal manera que pueda dar razón de ellas y posea las habilidades para seguirlas enriqueciendo con su trabajo y su vida.
    • Cultivar el saber humano y relacionarlo con la experiencia religiosa, para poder influir de manera positiva y trascendente donde la sociedad y las circunstancias históricas lo exijan.

 

Habilidades

    • Búsqueda metódica de las verdades del hombre y su experiencia trascendente siguiendo los criterios epistemológicos de los métodos filosófico teológicos.
    • Dialogar en los distintos ámbitos culturales de la sociedad, aportando sus conocimientos humanísticos y sus habilidades de comunicación.
    • Tener los fundamentos históricos  del pensamiento religioso universal, para poder analizar la realidad, interpretarla y proponer criterios para la acción en orden al bien personal y comunitario.
    • Aportar a la sociedad sus capacidades buscando la construcción de un bien común más justo y solidario.
    • Escribir artículos y ensayos, así como de realizar y participar en investigaciones en el campo de las ciencias humanísticas.
    • Tener capacidad teórico especulativa para analizar, sintetizar y evaluar el pensamiento humano acerca del fenómeno religioso, con especificidad en el campo cristiano.
    • Manejar los elementos didácticos adecuados a los tres niveles de enseñanza: medio, medio superior y superior.

 

Actitudes

    • Actitud crítica y analítica frente a la realidad del mundo y del hombre. Con ello podrá ayudar a detectar y ofrecer vías de solución y prevención de problemas personales y sociales.
    • Actitud de apertura, respeto y tolerancia para el diálogo con distintas culturas, obteniendo una comprensión más profunda del hombre y de los fenómenos religiosos que han guiado la interacción de las grandes culturas a lo largo de la historia.
    • Actitud de interés por los grupos sociales con menos oportunidades en la educación y por cultivar los valores en los diversos grupos que existen en nuestra sociedad.
    • Actitud crítica constructiva, siendo un persona sensible hacia los valores reflejados en las diversas expresiones culturales, principalmente las religiosas.